925 29 00 00

Patios y Suelos con Adoquines

Suelos con adoquines
La utilización de adoquines de arcilla se remonta 5.000 años en la historia. En Mesopotamia se utilizaban para vías en las que, igual que ahora, se empleaba arena para la base y las juntas entre las piezas; pero siendo lo primordial su apariencia externa y no la estructura de soporte. Ya en la época medieval los adoquines se utilizaban en vías por donde circulaban peatones y vehículos de tracción animal y para la canalización de aguas negras. En un principio se utilizaron piedras de río pero generaba mucho ruido con el paso de vehículos de ruedas de metal y animales de herradura, por lo que se optó por adoquines de madera; éstos traían consigo la desventaja del rápido deterioro. 

El adoquín de arcilla tiene un gran poder expresivo. Gracias a su textura y a su rica variedad de tamaños y colores, que hablan de su origen natural.

Con la aparición de los neumáticos se abandonó rápidamente está práctica para ser reemplazada por el adoquín de arcilla, el cual se popularizó rápidamente por su fácil instalación, belleza y resistencia.

Realmente como vemos, la utilización de adoquines para pavimentar el suelo no es nada nuevo, se viene utilizando mucho atras en el tiempo. Pero que sea una técnica antigua no quiere decir que no pueda resultar una decoración en nuestros suelos agradable, vistosa y sobre todo bonita.

El poder del adoquin de barro

El adoquín de arcilla tiene un gran poder expresivo, ya que gracias a su textura y a su rica variedad de tamaños y colores, que hablan de su origen natural, es posible la construcción de una variada gama de ambientes.
Estos productos presentan una alta resistencia al desgaste y pueden ser utilizados en pavimentos para todo tipo de tráfico, como las zonas duras en edificios y terrazas, patios, zonas peatonales, vías vehiculares, proyectos de renovación urbana, vías comerciales, plazas, etc.
Ver Producto

Colocación

La colocación del adoquien es muy sencilla y apenas requiere pocos materiales.

Basicamente el proceso es el siguiente:

1- Excavar material no apropiado, inestable o material subgrado no consolidado y compactar el área que se haya vaciado.
2- Rellenar y nivelar con un agregado denso apropiado para material subbase (zahorra natural o zahorra artificial).
3- El perímetro deberá estar construido con elementos rígidos, bordillos u otros elementos para impedir el desplazamiento de los adoquines.
4- Colocar una base de aproximadamente 3 o 4 centímetros con una gravilla nivelada correctamente con ayuda de una maestra de nivelación con guías longitudinales.
5- Sobre la capa de gravilla y con precaución de no pisar en ella, se colocan las piezas.
6- Una vez colocados los adoquines, se extenderá sobre su superficie arena seca y fina, barriéndose repetidas veces hasta conseguir un total llenado de las juntas.

Y listo! Ya tiene su pavimento colocado!

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Si continúa utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”.

ACEPTAR